La batalla por la hoja de la furia

BálderBálder Publicaciones: 2,420Moderator
editado 03.05.2018 en Anuncios Oficiales

Estimados miembros de la comunidad:

Seguro que no se os ha escapado que algo legendario está al caer, y probablemente os estéis preguntando de qué se trata y esperando pacientemente a que revelemos más información. 

Nos complace anunciar que la espera por fin ha terminado y vuestra paciencia será recompensada. 
Dicen que una imagen vale más que mil palabras, pero nosotros podemos superar incluso eso.
Por ello, estamos muy orgullosos de presentaros el último gran proyecto de Awe Me. 

No os perdáis el vídeo de su canal de YouTube en el que el maravilloso equipo de Man at Arms forja una verdadera obra maestra de artesanía. 

Y sin más preámbulos, esperamos que disfrutéis de la creación de esta legendaria pieza de arte:




La leyenda de la furia creciente

Mucho antes de la era moderna del Gran Imperio, las casas reales de dos monarcas gobernaban las tierras de Berimond: el rey Leopoldo I de la Casa de Gerbrandt y el rey Gunter de la Casa de Ursidae. Durante años, ambas dinastías gozaron de una paz relativa. Respetaban las fronteras de sus rivales y se centraban únicamente en el desarrollo y prosperidad de sus propios reinos. 

Sin embargo, en los albores de la ilustración científica, los sabios y eruditos de ambas casas descubrieron que el territorio de Berimond era rico en minerales exóticos que expandirían sus horizontes culturales, económicos y militaristas más allá de lo nunca imaginado. Lo que antes era una relación de cordialidad entre ambos linajes se tornó en desconfianza y enemistad, pues los dos soberanos ansiaban hacerse con el control total del territorio y las riquezas que escondía. 

Pronto estalló la primera Gran Batalla por Berimond. Distraídos con el conflicto, ambos monarcas sumieron a los prósperos reinos de Gerbrandt y Ursidae en un estado de caos permanente. 

Tras años de enfrentamientos, la vorágine de la guerra comenzó a atraer a grupos de bandidos y anarquistas de las montañas, que vieron en el conflicto la oportunidad perfecta para saquear las riquezas de Berimond sin temor a represalias. Los más notorios fueron la famosa Orden de los Caballeros Orfebres.

Estos jinetes, herreros artesanos cuyas habilidades con el martillo y el yunque solo eran superadas por su manejo de la espada y el escudo, eran guerreros despiadados que arrasaron violentamente con la exigua resistencia que encontraron mientras saqueaban las riquezas de todo el territorio. No tardaron mucho en convertirse en un auténtico problema para las dos casas, y ambos reyes decidieron ponerle precio a la cabeza de sus generales. 

Mientras la sangrienta guerra se recrudecía en el campo de batalla, pequeños grupos de cazarrecompensas empezaron a recorrer las montañas en busca de los Caballeros Orfebres. Al fin, tras largos meses de expediciones, un batallón de asaltantes leales a la Casa de Gerbrandt encontró y capturó a un reducido grupo de caballeros. 

Cuando fueron llevados ante el mismísimo rey Leopoldo I, los caballeros temían ser encarcelados o incluso ejecutados, pero en su lugar les ofreció un suculento trato: a cambio de jurar lealtad al soberano en el campo de batalla, este les devolvería su libertad y les permitiría conservar las riquezas saqueadas. Los generales aceptaron la oferta del rey y, con su ayuda, la Casa de Gerbrandt no tardó en alzarse con la victoria en la primera Gran Batalla por Berimond. 

Comenzaba la era de Gerbrandt. 

En el periodo posterior a la victoria, el rey Leopoldo I fue fiel a su palabra y liberó a los caballeros, además de proporcionarles un salvoconducto de vuelta a las montañas y garantizarles que sus hombres no irían tras ellos. 

Pasaron doce años hasta que los caballeros reaparecieron. Uno de sus dirigentes regresó a Berimond para entregar al rey un obsequio de gratitud: una espada, forjada en las llamas de las Cumbres de Fuego con los minerales que saquearon de sus tierras. Era, como aseguraron al rey, la hoja más poderosa del imperio. 

Los años siguientes estuvieron marcados por una vuelta de las hostilidades, pues la Casa de Ursidae anhelaba reconquistar el territorio perdido. No obstante, si bien la primera Gran Batalla por Berimond duró muchos años, las siguientes estuvieron claramente dominadas por la Casa de Gerbrandt. No importaban los duelos combatidos, las corazas perforadas o los enemigos asesinados, la nueva espada del rey no sufría ni un solo rasguño. Nunca abollada, nunca embotada, jamás derrotada. 

Tal era el dominio del rey Leopoldo en el campo de batalla durante estos años que se granjeó el apodo del "rey de la furia", y su espada el de la "hoja de la furia". De hecho, a ojos de muchos, fue la espada y no el rey quien otorgó la supremacía a la Casa de Gerbrandt durante la guerra, y herreros y científicos de todo el territorio dedicaron su vida a tratar de replicar su poder. No obstante, ninguno se acercó a la meticulosidad del emblemático diseño de la Orden de los Caballeros Orfebres. Era, como habían asegurado al rey, la hoja más poderosa del imperio.

Tras la muerte del rey Leopoldo I, la hoja de la furia pasó a su hijo mayor y heredero al trono de Gerbrandt, el príncipe Déximo. El joven infante, educado en el campo de batalla, era conocido por su temperamento veleidoso y sed de sangre. Poco después de subir al trono, comenzó a planificar una estrategia para expulsar a la Casa de Ursidae de Berimond para siempre.

A sabiendas de que su ejército no poseía la fuerza ni el equipo necesario para acabar con los últimos vestigios de sus grandes rivales, Déximo acudió a la Orden de los Caballeros Orfebres en busca de ayuda. El joven rey decidió enviar un emisario con riquezas de incalculable valor a las montañas con la esperanza de que los caballeros forjaran suficientes espadas con las que equipar a sus soldados. Sin embargo, la orden, transformada en una comunidad pacífica y solitaria a la que únicamente preocupaba la seguridad y supervivencia de su pueblo, rechazó la petición del rey y le devolvió todas las riquezas que le había ofrecido.

Enfurecido por semejante rechazo a su autoridad, el arrogante soberano respondió enviando a cien de sus soldados más veteranos a las montañas para capturar a los caballeros y traerlos a su corte. 

Tras doce días, solo regresó un guerrero, que además traía un mensaje para el rey: por su traición, el soberano debía devolver la hoja de la furia a las montañas antes del alba del séptimo sol.

Naturalmente, Déximo se negó.

En la mañana del séptimo sol, al despertar, el rey descubrió que las aguas del foso de su castillo se habían tornado rojas con la sangre y los restos de los 99 guerreros que no habían regresado de las montañas. Impasible ante este hecho, el rey decidió no separarse de la hoja, y cada mañana despertaba con la noticia de una nueva desaparición de algún comandante o guerrero. 

Tras un mes de matanzas indiscriminadas que diezmaron su ejército, Déximo finalmente cedió y devolvió la espada a los caballeros, que la sellaron en una lápida hechizada y la colocaron en la cumbre más alta de Berimond como recordatorio permanente de su traición. 

Sin la espada y con su ejército diezmado por los Caballeros Orfebres, Déximo perdió el control de Berimond mientras la Casa de Ursidae reafirmaba su dominio en el campo de batalla. 

La era de Gerbrandt había llegado a su fin.

Los años pasaron mientras los guerreros, eruditos y nobles de ambas casas escalaban las montañas en un intento de liberar la espada de su tumba, pero todos fracasaron.

Mientras combatían, los guerreros, espías y tropas exploraban las montañas en busca de la legendaria Orden de los Caballeros Orfebres, pero ninguno fue capaz de encontrarla. 

Parecía que la espada quedaría sepultada para siempre y los caballeros que la habían forjado se convirtieron en una leyenda más... 

Hasta el día de hoy. Un mensajero ha llegado al Gran Imperio con un pergamino sellado con la insignia de los legendarios Caballeros Orfebres. 

Por temor a que el secreto para liberar la hoja de su tumba se pierda algún día, el último guardián de la Orden de los Caballeros Orfebres ha decidido hacer un llamamiento entre los Lords de castillo del Gran Imperio para buscar un sucesor capaz de proteger la espada de las sucias pretensiones de los sanguinarios reyes de Berimond. 

Para probar su valía, el próximo guardián de la hoja de la furia deberá expulsar a los ejércitos invasores del territorio, dominar los campos de batalla de Berimond y proteger a su pueblo de la amenaza de los cambiapieles. 

El Lord de castillo que más impresione al último guardián de la Orden de los Caballeros Orfebres con su esfuerzo y valentía logrará proclamarse protector de la hoja de la furia y convertirse en el nuevo guardián de la orden.

¡Ha llegado la hora de desatar tu furia en el campo de batalla!

 


Evento nuevo: La batalla por la hoja de la furia

Valientes guerreros del Gran Imperio, nos gustaría daros a todos la bienvenida a la batalla por la hoja de la furia.

En este evento podréis ganar la espada real que acabáis de ver en el vídeo de YouTube, forjada por el equipo de Man at Arms de Awe Me. Además, también podéis llevaros el auténtico escudo que utiliza el legendario linaje de guerreros de Ursidae, así como un póster creado en exclusiva para la ocasión y firmado por todo el equipo de desarrollo.

Seguro que estáis deseando averiguar en qué consistirá el evento y cómo se elegirá al ganador o ganadora.
Bien, pues al grano. 

¿Qué puedo ganar?

Los 3 mejores jugadores recibirán las recompensas mencionadas anteriormente: 
La recompensa del tercer puesto será un póster con la imagen oficial de la batalla por la hoja de la furia firmado por todo el equipo.
La persona que quede en segunda posición recibirá el escudo real de Ursidae. Y la persona que se alce con la victoria, aquel o aquella que quede en primer lugar, logrará la legendaria y auténtica espada del rey Leopoldo: ¡la hoja de la furia!

Los 3 ganadores saldrán de Empire y Empire: Four Kingdoms, así que no habrá un podio separado, es decir, los ganadores serán los 3 mejores jugadores de ambos juegos. 

Además, todos los jugadores de los servidores correspondientes recibirán:


Fase 1: Las recompensas del festival de noches de primavera (del 7 al 22 de mayo) RECOMPENSAS NIVEL +30

Oro 500 puntos multiplicados por el potenciador de puntos de élite de Berimond

Plata 500 puntos multiplicados por el potenciador de puntos de Berimond

Fase 1: Las recompensas del festival de noches de primavera (del 7 al 22 de mayo) RECOMPENSAS NIVEL 6-29

Oro 500 muro de escudos, 250 arietes pesados, 250 torres de asalto

Plata 200 muro de escudos, 100 arietes pesados, 100 torres de asalto


Fase 2: Las recompensas de la batalla por Berimond (del 22 al 25 de mayo) RECOMPENSAS NIVEL +10

Oro Potenciador (evento de puntos de larga duración) del 300 % durante 6 horas.

Plata Potenciador (evento de puntos de larga duración) del 100 % durante 6 horas.


Cuando acabe la tercera y última fase (del 25 al 30 de mayo), los jugadores recibirán las recompensas finales:


3 primeros servidores: 

Todos los jugadores de los 3 mejores servidores: 


La forja de la furia, 400 de orden público. 

 

Además, conseguirán un objeto de construcción (producción básica de comida) de nivel 9.

 

Otros servidores: 

Todos los jugadores de estos servidores recibirán la decoración "Tumba de la furia" con 275 de orden público y los jugadores de nivel +45 un objeto de construcción (producción básica de comida) de nivel 7. 


 


Tumba de la furia, 275 de orden público.




50 primeros jugadores de Empire y 50 primeros jugadores de E4K: 

Además de las recompensas mencionadas, los 50 primeros jugadores de Empire y los 50 primeros jugadores de Empire: Four Kingdoms recibirán la decoración "La lápida de la furia creciente" con la increíble cifra de 1000 de orden público. 



La lápida de la furia creciente, 1000 de orden público.

 

¿Cómo funciona el evento? 

Los servidores deberán enfrentarse entre ellos, como en otros eventos anteriores. No obstante, para acomodar un evento tan especial como es la batalla por la hoja de la furia, hemos dado una vuelta de tuerca al sistema:


 

El evento durará 3 semanas y se divide en 3 fases, con clasificaciones individuales y de servidor. 

La fase 1 durará desde el 7 al 22 de mayo. Todos los jugadores podrán participar en ella y deberán conseguir el mayor número posible de puntos en el evento de larga duración. Una vez finalizada la primera fase, los servidores recibirán las recompensas de fase, de igual manera que en otros eventos anteriores como la contienda de primavera, el asalto de invierno, etc. 

Lo interesante de las clasificaciones individuales empieza al final de esta primera fase: 
Los 1000 primeros jugadores de Empire y los 1000 primeros jugadores de Empire: Four Kingdoms (2000 jugadores en total) se clasificarán para la fase 2. 

La fase 2 durará desde el 22 al 25 de mayo. Los jugadores que se clasifiquen deberán competir en el evento de la batalla por Berimond y conseguir el mayor número posible de puntos de gallardía. Además, los servidores recibirán más recompensas de fase. 
De entre estos 1000 jugadores de Empire y Empire: Four Kingdoms (2000 jugadores en total), solo los 50 primeros de cada juego (100 jugadores en total) llegarán a la fase final.

La última contienda tendrá lugar en la fase 3, que durará desde el 25 al 30 de mayo.
Los servidores competirán entre ellos en el evento del ataque de los cambiapieles para conseguir las recompensas finales. 

De entre estos 50 jugadores de Empire y Empire: Four Kingdoms (100 jugadores en total), los ganadores serán aquellos que consigan la mejor serie de puntos durante el evento. 

Importante:

La serie de puntos definitiva que se contabilizará para el evento del ataque de los cambiapieles se reiniciará por última vez el 30 de mayo a la 1:00 CEST, es decir, a esa hora se realizará el último recuento de puntos para la clasificación. En el improbable caso de que dos o más jugadores estén empatados a puntos, optaremos por el siguiente criterio de desempate: 

En caso de empate en el evento del ataque de los cambiapieles, se tendrá en cuenta la cantidad de puntos de gallardía obtenidos en la fase 2 (la batalla por Berimond). Si en esta fase también hubieran logrado la misma cantidad de puntos de gallardía, entonces compararemos los puntos obtenidos durante el evento de puntos de larga duración de la primera fase (el festival de noches de primavera). Si siguen empatados, el ganador o ganadora se decidirá lanzando una moneda al aire


¿Cómo publicaremos las clasificaciones?

Debido al alto grado de competitividad del evento, publicaremos una lista de los 100 mejores jugadores todos los días hasta su finalización. Esto quiere decir que habrá un torrente diario de clasificaciones en Twitch. Además, hemos diseñado un centro comunitario especial para el evento que nos permitirá interactuar de una manera más cercana con todos vosotros. Podéis acceder a él a través del enlace https://empire.community



 

Información adicional

  • En GGS queremos homenajear a los increíbles ganadores del evento de una manera legendaria, por lo que nos gustaría que nos enviaran fotos de la espada y el escudo en cuanto los reciban y que permitan a nuestros departamentos de relaciones públicas y marketing utilizar dichas imágenes. 
  • En función del país al que enviemos los premios, es posible que organicemos una sesión de fotos profesional.
  • Los ganadores de la espada y el escudo deberán firmar un contrato de exención de responsabilidad que les será proporcionado por GGS.
  • Asimismo, nos gustaría recordaros que nuestras instrucciones generales se aplican a este concurso/sorteo. Puedes encontrarlas aquí
  • Por último, GGS se hará cargo de los portes de envío de los premios hasta un máximo de 1000 €. 
Post edited by Bálder on

Comentarios

Sign In to comment.