Rincón de Escritores III

12628»

Comentarios

  • jjjjjjjjj7 (ES1)jjjjjjjjj7 (ES1) Publicaciones: 4ES1
    Muy buenas a todos. Espero estéis disfrutando del verano. 
    He escrito esto durante esta mañana. Supongo que la continuaré, pero no sé hasta qué punto jeje.

    http://notes.io/63YK

    ¡Espero que os guste!

    Goromoiz, tus historias son cada vez más absurdas XD Y eso mola jejej
    No sé qué decirte respecto a que continúes con las historias que llevas empezadas, la verdad. Yo te diría que escribieses lo que te saliese de las narices en el momento que te saliese de las narices. Sencillamente eso XD

    ¡Un saludo!

    "Si solo lees lo que todo el mundo está leyendo, solo puedes pensar lo que todo el mundo está pensando."
    Implantando el Bushido en el juego...
  • SkyWolf (ES1)SkyWolf (ES1) Publicaciones: 9,137ES1
    Uyyyyyy... Creíais que no iba a comentar, ¿eh? ¿eh? ¿EH?
    Pos aquí tenéis vuestra cena:

    http://notes.io/6jS5


    Comedla bien. Por cierto, ¿creéis que tengo que continuar con las 2 historias que todavía tengo que terminar? Hace mucho que no las continúo, pero me acuerdo un poco de la trama.
    Clarooo...continúa PKMN...

    Espero que éste rincón...NO muera en el Olvido....


    Imagen relacionada


    Con el Tiempo, Aprenderás.



    "Un día te darás Cuenta que NO eres una Sobreviviente Más,
    Sino una Guerrera, que Nunca se Rindió"

    SkyWolf @ es 1

  • benja084 (ES1)benja084 (ES1) Publicaciones: 9,678ES1
    editado 15.12.2019
    Ese ruido ya me estaba desesperando.

    Miré mi reloj, eran las 4:11 PM, había subido al tren a las 3:20. El ruido no se detenía, mas bien parecía hacerse más y más fuerte, y cada vez me estaba poniendo más incómodo.

    Esa sensación de que algo malo estaba a punto de pasar, no me dejaba. La tenía desde que entré a la estación del tren, no sabía por qué era, pero ahora me doy cuenta: Estaba en absoluto silencio.

    Ningún ruido de maquinarias, ningún ruido de personas, ningún ruido de aire acondicionado o de bombas de agua, nada, silencio total. Habían personas en el andén, pero estaban calladas, esperando un tren en mal estado que las llevaría incómodas hasta un lugar al que no querían ir, pero a donde tenían que llegar.

    El día era 14 de diciembre, la navidad se acercaba a pasos veloces y las personas ya se preparaban para el frenesí que eso conlleva. 

    La sensación me revolvía el estómago, el ruido seguía sonando. Ese molesto ruido blanco, como el que hace un radio cuando está a punto de caer en una estación, pero todavía no llega.

    Pero nada pasa.

    Al final decido que simplemente he jugado demasiados juegos de terror, y decido pensar en otra cosa. Y ahí es cuando llega a mi mente ese recuerdo, ese vestigio de luz que una vez brilló en mi mundo y que ya se ha apagado. Ahora hay muchas luces en mi mundo, pero explorar de nuevo el lugar donde solía estar ese antiguo recuerdo me trae nostalgia.

    La nostalgia me embarga mientras, mirando por la ventana del vagón, pienso en todo lo que viví en esos 5 años.

    Al final, llego a mi destino y el mundo vuelve a estar en tiempo real. Las personas salen como si el primero en llegar arriba ganara galletitas de chocolate. Corren como si de otra forma no fueran a llegar a sus destinos. Pero igual van a llegar, todos vamos a llegar.

    Camino con calma, la gente me distrajo un poco, pero ya el daño está hecho: Por el resto del día no podré dejar de pensar en ese juego que ocupó horas de mi vida durante 5 años y que sigue regresando como un fantasma para acecharme cada tantos meses.

    Llego a mi destino, compro lo que necesitaba, voy a una panadería por un café y regreso a mi casa. En el camino, el tren estaba más lleno, no había ruidos extraños ni lugares vacíos, pero ya estaba en ese estado en el que hasta la cosa más mínima te recuerda eso que no quieres recordar.

    ¿Qué habrá sido de mis compañeros?

    Hablé con ellos todos los días por años, y ahora ni siquiera sé en dónde están, qué están haciendo, si están vivos...

    Uno está en Argentina, otro es un trotamundos, otro vive en Chile, otro vive en España, pero eso no importa, ahora son solo recuerdos. No tengo idea de quienes son en realidad.

    ¿Se acordarán de mí? ¿Fui importante en sus vidas?

    Supongo que nunca lo sabré. Y con esos enigmas distraigo mi mente por el resto del día, prometiendo vez tras vez no hacer preguntas que nadie puede contestarme, y rompiendo esa promesa cada vez que la hago.

    Y es que es impresionante como un recuerdo que parece insignificante puede ser tan trascendental. Es un simple juego, después de todo, y ni siquiera es un juego tan bueno.

    Me parece que todos tienen un Goodgame Empire en su vida. Un recuerdo de cuando jugaban Hockey en su ciudad natal, o de como jugaban Baseball con chapas de coca-cola con los amigos del barrio, un mejor amigo en preescolar o una novia en primaria, un pen pal que te ayudó a aprender otro idioma o un buen amigo que emigró buscando mejores oportunidades. Todos tenemos ese recuerdo que parece pequeño, pero que por alguna razón seguimos recordando periódicamente, olvidando muchos detalles, pero sin olvidar nunca lo que sentíamos en ese momento. 

    Es inútil aferrarse a ello. Ya no puedes jugar Hockey con niños en tu ciudad, ni jugar chapita en el barrio, ni volver a preescolar  ni tener tu primer beso una segunda vez, ni aprender el mismo idioma de nuevo, o hacer que ese amigo regrese; pero todos buscamos una forma de preservar el momento, que sea inmortal. Jugamos Hockey con nuevos amigos, y chapitas, aunque nos vean raro, y nos casamos, y aprendemos un tercer idioma y hablamos con nuestro amigo. No será lo mismo, pero el sentimiento seguirá vivo, el fantasma seguirá feliz.

    Y ¿no es eso lo que todos queremos? ¿Hacer felices a nuestros fantasmas?

    Vine porque uno de mis fantasmas ha regresado para ponerme bajo su hechizo una vez más. Todavía me encanta escribir, y amo los foros. Así que escribo para mí y para mis amigos, y uso reddit para hacer feliz a ese fantasma. Pero nada se compara con la nostalgia que implica revivir a uno de ellos, tener un recuerdo que siga vivo, que siga en movimiento, tener un Goodgame Empire que todavía tenga eventos, y un foro, y alianzas, y anuncios que llegan al cielo, y rubíes y gente que los abusa.

    Nada que pueda buscar en otro lado se compara con la sensación de hacer feliz al niño que todavía quiere jugar, que todavía quiere decir estupideces en el internet sin consecuencia alguna, al niño que todavía quiere lanzarse de los columpios, y jugar hockey y chapita y todas esas cosas.

    Así que, en conclusión, para todos los que hayan querido escucharme y todos los que no por igual, ya no importa: Estoy de regreso.

    No sé por cuanto, no sé para qué, no sé por quién, pero mientras mi fantasma siga acechándome en la noche, seguiré viniendo al foro en el día.

    Gracias por todo.

    Saludos
    cat

    "There is no such a thing as an empty space or an empty time. There is always something to see, something to hear"
    "To pay attention, that is our endless and propper work"

    "No existe tal cosa como un espacio vacío o un tiempo vacio. Siempre hay algo que ver, algo que oír"
    "Prestar atención, ese es nuestro interminable y apropiado trabajo"
  • PKMN Goromoiz (ES1)PKMN Goromoiz (ES1) Publicaciones: 1,358ES1
    Mejor regreso.
    Best regreso.
    Hoy publico otra historieta para celebrarlo.

    No esperéis nada que ya sabéis que, cada vez que digo que publicaré algo, al final no acabo haciéndolo. :)





  • SkyWolf (ES1)SkyWolf (ES1) Publicaciones: 9,137ES1

    Resultado de imagen de canserbero hace falta soar

    ¡Re Bienvenidos los 2!

    Imagen relacionada

    Imagen relacionada

    Imagen relacionada

    Imagen relacionada


    Con el Tiempo, Aprenderás.



    "Un día te darás Cuenta que NO eres una Sobreviviente Más,
    Sino una Guerrera, que Nunca se Rindió"

    SkyWolf @ es 1

  • El Asesino Azul (HIS1)El Asesino Azul (HIS1) Publicaciones: 4,972HIS1
    Ese ruido ya me estaba desesperando.

    Miré mi reloj, eran las 4:11 PM, había subido al tren a las 3:20. El ruido no se detenía, mas bien parecía hacerse más y más fuerte, y cada vez me estaba poniendo más incómodo.

    Esa sensación de que algo malo estaba a punto de pasar, no me dejaba. La tenía desde que entré a la estación del tren, no sabía por qué era, pero ahora me doy cuenta: Estaba en absoluto silencio.

    Ningún ruido de maquinarias, ningún ruido de personas, ningún ruido de aire acondicionado o de bombas de agua, nada, silencio total. Habían personas en el andén, pero estaban calladas, esperando un tren en mal estado que las llevaría incómodas hasta un lugar al que no querían ir, pero a donde tenían que llegar.

    El día era 14 de diciembre, la navidad se acercaba a pasos veloces y las personas ya se preparaban para el frenesí que eso conlleva. 

    La sensación me revolvía el estómago, el ruido seguía sonando. Ese molesto ruido blanco, como el que hace un radio cuando está a punto de caer en una estación, pero todavía no llega.

    Pero nada pasa.

    Al final decido que simplemente he jugado demasiados juegos de terror, y decido pensar en otra cosa. Y ahí es cuando llega a mi mente ese recuerdo, ese vestigio de luz que una vez brilló en mi mundo y que ya se ha apagado. Ahora hay muchas luces en mi mundo, pero explorar de nuevo el lugar donde solía estar ese antiguo recuerdo me trae nostalgia.

    La nostalgia me embarga mientras, mirando por la ventana del vagón, pienso en todo lo que viví en esos 5 años.

    Al final, llego a mi destino y el mundo vuelve a estar en tiempo real. Las personas salen como si el primero en llegar arriba ganara galletitas de chocolate. Corren como si de otra forma no fueran a llegar a sus destinos. Pero igual van a llegar, todos vamos a llegar.

    Camino con calma, la gente me distrajo un poco, pero ya el daño está hecho: Por el resto del día no podré dejar de pensar en ese juego que ocupó horas de mi vida durante 5 años y que sigue regresando como un fantasma para acecharme cada tantos meses.

    Llego a mi destino, compro lo que necesitaba, voy a una panadería por un café y regreso a mi casa. En el camino, el tren estaba más lleno, no había ruidos extraños ni lugares vacíos, pero ya estaba en ese estado en el que hasta la cosa más mínima te recuerda eso que no quieres recordar.

    ¿Qué habrá sido de mis compañeros?

    Hablé con ellos todos los días por años, y ahora ni siquiera sé en dónde están, qué están haciendo, si están vivos...

    Uno está en Argentina, otro es un trotamundos, otro vive en Chile, otro vive en España, pero eso no importa, ahora son solo recuerdos. No tengo idea de quienes son en realidad.

    ¿Se acordarán de mí? ¿Fui importante en sus vidas?

    Supongo que nunca lo sabré. Y con esos enigmas distraigo mi mente por el resto del día, prometiendo vez tras vez no hacer preguntas que nadie puede contestarme, y rompiendo esa promesa cada vez que la hago.

    Y es que es impresionante como un recuerdo que parece insignificante puede ser tan trascendental. Es un simple juego, después de todo, y ni siquiera es un juego tan bueno.

    Me parece que todos tienen un Goodgame Empire en su vida. Un recuerdo de cuando jugaban Hockey en su ciudad natal, o de como jugaban Baseball con chapas de coca-cola con los amigos del barrio, un mejor amigo en preescolar o una novia en primaria, un pen pal que te ayudó a aprender otro idioma o un buen amigo que emigró buscando mejores oportunidades. Todos tenemos ese recuerdo que parece pequeño, pero que por alguna razón seguimos recordando periódicamente, olvidando muchos detalles, pero sin olvidar nunca lo que sentíamos en ese momento. 

    Es inútil aferrarse a ello. Ya no puedes jugar Hockey con niños en tu ciudad, ni jugar chapita en el barrio, ni volver a preescolar  ni tener tu primer beso una segunda vez, ni aprender el mismo idioma de nuevo, o hacer que ese amigo regrese; pero todos buscamos una forma de preservar el momento, que sea inmortal. Jugamos Hockey con nuevos amigos, y chapitas, aunque nos vean raro, y nos casamos, y aprendemos un tercer idioma y hablamos con nuestro amigo. No será lo mismo, pero el sentimiento seguirá vivo, el fantasma seguirá feliz.

    Y ¿no es eso lo que todos queremos? ¿Hacer felices a nuestros fantasmas?

    Vine porque uno de mis fantasmas ha regresado para ponerme bajo su hechizo una vez más. Todavía me encanta escribir, y amo los foros. Así que escribo para mí y para mis amigos, y uso reddit para hacer feliz a ese fantasma. Pero nada se compara con la nostalgia que implica revivir a uno de ellos, tener un recuerdo que siga vivo, que siga en movimiento, tener un Goodgame Empire que todavía tenga eventos, y un foro, y alianzas, y anuncios que llegan al cielo, y rubíes y gente que los abusa.

    Nada que pueda buscar en otro lado se compara con la sensación de hacer feliz al niño que todavía quiere jugar, que todavía quiere decir estupideces en el internet sin consecuencia alguna, al niño que todavía quiere lanzarse de los columpios, y jugar hockey y chapita y todas esas cosas.

    Así que, en conclusión, para todos los que hayan querido escucharme y todos los que no por igual, ya no importa: Estoy de regreso.

    No sé por cuanto, no sé para qué, no sé por quién, pero mientras mi fantasma siga acechándome en la noche, seguiré viniendo al foro en el día.

    Gracias por todo.

    Saludos
    Siempre tan sentimental, mi estimado Benjamín.

    __________________________________________________________________________________
    En el arte de la guerra...El maestro ve morir a sus discípulos y también ve las armas que han creado.

    Vice director de la escuela más prestigiosa de todo el Empire: "Los chupa medias" INSCRIPCIONES ABIERTAS

    ...

    Ya sólo soy una triste sombra del pasado, un fantasma que habita en sus recuerdos más profundos. Si me ves, intenta saludarme, quizás corresponda agitando mi mano.
  • El Asesino Azul (HIS1)El Asesino Azul (HIS1) Publicaciones: 4,972HIS1
    editado 14.01.2020
    Sentado en mi sofá, al calor de la fogata, hojeaba mi correspondencia cómo todas las mañanas. Muchas cuentas por pagar que miraba con desdén pensando en todos mis acreedores perfectamente impasible.
    Me puse de pie y me acerque a la chimenea, arroje individualmente las cartas al fuego avivando sus llamas. Mientras estaba en ello, me percaté de una carta diferente, no llevaba sellos jurídicos ni el logotipo de ningún banquero. No siendo una amenaza por moratoria, despertó una chispa de interés en mi alma. 
    Regrese al sofá y procedí a abrir el sobre para retirar su contenido. Tomé un trago de mi café y comencé a leer sus paginas detenidamente. Su caligrafía me resulto familiar y sus expresiones entrañables, era una invitación para regresar a uno de mis ocios de la juventud, una invitación a Goodgame Empire.
    Un profundo sentimiento de nostalgia broto en mi interior, pero no una nostalgia culpable y lastimera, se sentía cómo una nostalgia cálida, cargada con la misma alegría de mis memorias del pasado. El tiempo había pasado tan rápido y mis gustos se volvieron tan diferentes que sería imposible volver seducido por el mismo videojuego de ambientación feudal del pasado remoto...
    Y sin embargo, aquí estoy ahora, recorriendo los restos ennegrecidos y mohosos de un antiguo castillo que alguna vez seria el epicentro de mis más grandes desventuras, ahora convertido en un montón de ruinas desfiguradas. Me acerque al torreón y escale hasta su cima, un estandarte ahora hecho harapos se esforzaba por ondear flamante cómo en sus glorias pasadas. Recorriendo la devastada ciudad con la mirada, recé unas plegarias internamente y deje escapar un suspiro de resignación de lo más profundo de mi corazón. ¿Será que mis compañeros de armas corrieron con la misma suerte que yo? ¿Dónde están todas aquellas personas con las que compartía mi vicio tan gustosamente? ¿Algún alma vendrá a recorrer este decrepito cementerio y honrar sus memorias? Tal parece que soy el primero en mucho tiempo que decide realizar este viaje de introspección y recuerdos del pasado.
    Algunas cosas están destinadas a desaparecer, a esfumarse con el paso del tiempo. Nada permanece inmutable, y aunque mis deseos de ver a este antro florecer con la misma magnificencia que supo mantener alguna vez, me temo que el peso del tiempo ya ha condenado su destino.
    Nuevamente en mi hogar, quemé esta última carta cómo todas las demás, deslingandome del peso de mis memorias nostálgicas hasta la siguiente invitación.
    Post edited by El Asesino Azul (HIS1) on
    __________________________________________________________________________________
    En el arte de la guerra...El maestro ve morir a sus discípulos y también ve las armas que han creado.

    Vice director de la escuela más prestigiosa de todo el Empire: "Los chupa medias" INSCRIPCIONES ABIERTAS

    ...

    Ya sólo soy una triste sombra del pasado, un fantasma que habita en sus recuerdos más profundos. Si me ves, intenta saludarme, quizás corresponda agitando mi mano.

Deja un comentario

NegritaCursivaTacharOrdered listLista sin ordenar
Emoticonos
Imagen
Alinear a la izquierdaCentrarAlinear a la derechaEnciende/apaga vista HTMLActivar/desactivar la página enteraEncender/apagar las luces
Sube imagen o archivo